Deportes acuáticos poco comunes

1. Subwing 

El Subwing es una mezcla de esquí acuático y buceo en apnea, consiste en agarrarse a dos alas (aletas) conectadas con un pivote y dejarse arrastrar por un barco a motor. Puedes elegir tu propio ritmo y deslizarte directamente sobre el suelo del océano de arena, hacer giros, vueltas, o simplemente navegar a lo largo de la superficie. Las maniobras se efectúan situando las alas en diferentes ángulos, permitiéndote alcanzar fácilmente inmersiones (arriba y abajo), movimientos laterales o de giros.  

Fue ideada por el noruego Simon Sivertsen . Hoy se comercializan alas de fibra de vidrio y de fibra de carbono con precios que oscilan entre los 400 y los 800 euros. 

El equipo necesario, además de las alas, es un barco o lancha de motor, la unión de la cuerda, una máscara de buceo, y si lo deseas, un snorkel y aletas.  

 

2. Piragüismo o canotaje 

El piragüismo es un deporte náutico en el que se pueden alcanzar grandes velocidades, consiste en navegar con canoas o kayaks, propulsados a remo por una, dos o cuatro tripulantes. En esta disciplina se disputan carreras de velocidad y de fondo. Los materiales fundamentales son; la embarcación (canoa o kayak); un remo; un casco ligero normalmente de fibra de vidrio o  
plástico en embarcaciones de recreo, yfibras de kevlar o carbono en embarcaciones de competición; un chaleco salvavidas; una cuerda de rescate, escarpines, calcetines y guantes de neopreno y, por supuesto, el traje isotérmico o de neopreno. Se puede practicar en mar, río, lago o pista artificial. Las modalidades de piragüismo de aguas tranquilas y de slalom, en aguas bravas, son las que actualmente se mantienen como deporte olímpico. 
 

3. Hidrospeed

El hidrospeed consiste en descender el río con un hidrotrineo, vestidos con un traje de neopreno especial y propulsándote por medio de aletas. Las piernas quedan sumergidas en el agua y están en permanente movimiento, mientras que los brazos se sujetan en unos compartimentos para maniobrar. El hidrospeed es un deporte mucho más intenso que el rafting  y tiene un mayor índice de riesgo; el

deportista no cuenta con la protección del bote, tan solo con el traje de neopreno y el hidrotrineo. El rio está lleno de obstáculos, rocas, troncos, y demás, a los que hay que añadir la velocidad del agua, que hace que todos ellos sean mucho más peligrosos. El deportista solo cuenta con su pericia, su fuerza y una buena razón de calma y sangre fría.               

El hidrotrineo o plancha aerodinámica, está fabricada en poliuretano, de forma más o menos rectangular y de un metro de largo por 60 cm de ancho. La parte delantera es ligeramente levantada y curva y tiene unas asas metálicas para las manos y un canal hacia la parte trasera, para los brazos.

 El pecho descansa sobre una parte algo elevada y acolchada. El trineo no solo permite el desplazamiento por el agua, sino también protege el cuerpo de muchos de los obstáculos del río. 

 

4. Bodyboarding 

El bodyboarding es un deporte muy parecido al surf, pero que se practica sobre una tabla más corta y flexible, normalmente de espuma sintética. Las dimensiones son de alrededor de 1 metro de largo y 60 centímetros de ancho, la parte de la cubierta exterior es suave (espuma de polietileno) y la parte inferior de la placa en contacto con el agua es de 

plástico con el fin de reducir al mínimo fricción. La elección de la tabla de bodyboard se basa en el tamaño y peso del atleta, así como el estilo a practicar, el tamaño debe llegar al ombligo de bodyboarder. Hay tres estilos o maneras de deslizarse sobre un boogie: tumbado (prone), con una pierna arrodillada (dropknee) y de pie (stand-up). De estas tres modalidades la primera es la más extendida y la que caracteriza a este deporte. 

 

5. Flyboard 

El flyboard es un deporte novedoso inventado apenas en la primavera de 2011 por el corredor de motos acuáticas Franky Zapata. Este deporte combina la propulsión del agua y del aire para impulsar al nadador hacia la superficie, de modo que crea la sensación de estar volando. Para ello una moto de agua o una lancha, que normalmente recoge agua por la proa y, 
a través de una turbina, la expulsa a gran presión por la popa, dividiendo el flujo de agua entre dos codos de menor sección que lanzan el agua hacia abajo. Una tabla bajo los pies con dos potentes chorros hacia abajo permite la potencia necesaria para impulsarse, dar giros, volar hasta 15 metros de altura sobre el agua, bucear hasta 2,5 metros y realizar todo tipo de acrobacias. 

Más que mucha fuerza física, el flyboard requiere equilibrio pues el movimiento se crea a partir de la inclinación de los pies sobre la tabla.

 

 

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)