EL CAMINO DEL AGUA A TRAVÉS DE LA CUENCA HIDROLÓGICA VALLE DE BRAVO-AMANALCO

Por: Antero Carmona

 

Te has preguntado, ¿de donde viene el agua que utilizamos diariamente en nuestras actividades?, una pregunta que tal vez no la hemos pensado detenidamente, ya que, en nuestra vida urbana rodeada de comodidades, con tan solo estirar la mano y abrir el grifo del agua, de forma instantánea tenemos este vital liquido, tan simple y necesario para poder vivir, sin él, la vida en la tierra no existiría.

 

Nuestro planeta está compuesto por tres cuartas partes de agua, aproximadamente el 71%. De este porcentaje, el 96% son océanos y mares “agua salada”, mientras que el resto es “agua dulce”, y la encontramos en el ambiente como vapor de agua, en los ríos, lagos, en los polos, glaciares, en la humedad del suelo y en los mantos acuíferos.

 

 

¿QUÉ ES UNA CUENCA

HIDROLÓGICA?

 

Una cuenca hidrológica constituye la principal unidad donde el agua es captada y almacenada. Es la superficie por donde el agua de lluvia escurre, circula o drena a través de una red de corrientes que fluyen hacia una corriente principal, hacia un punto común de salida, que puede ser, una presa, un lago o el mar.

 

En México tenemos la fortuna de contar con múltiples cuencas, algunas de las más importantes corresponden a los grandes ríos, como; Lerma, Santiago, Balsas, Bravo, Pánuco, Papaloapan, Coatzacoalcos, Grijalva, Usumacinta, Yaqui y otros de menor tamaño, como el Cutzamala.

 

Estos importantes ríos constituyen grandes sistemas hidrológicos conocidos como macrocuencas, las cuales se subdividen en subcuencas o cuencas de segundo orden, y éstas a su vez en microcuencas o cuencas de tercer orden. 

 

LA CUENCA

VALLE DE BRAVO-AMANALCO

 

En el poniente del Estado de México, encontramos a la Cuenca Valle de Bravo-Amanalco, subcuenca del Sistema Cutzamala. Con una superficie de 61,593 hectáreas, que comprende los municipios de Amanalco, la mayor parte del municipio de Valle de Bravo, y superficies menores de Donato Guerra, Villa de Allende, Villa Victoria, Temascaltepec, Almoloya de Juárez y Zinacantepec.

 

La Cuenca Valle de Bravo-Amanalco es una de las generadoras de agua más importantes del Sistema Cutzamala –macrocuenca-, abastece el 40% del agua potable que se consume en el área metropolitana de la Ciudad de México y Toluca.

 

La Presa Valle de Bravo, es una microcuenca, y aporta el 38% del agua al Sistema; además, su belleza escénica ha permitido un importante desarrollo ecoturístico en la región.

 

UN DURO CAMINO

 

Su captación y distribución no es fácil, ya que tiene que vencer una altura de mil 100 metros a través de sistemas de bombeo, y recorrer una distancia aproximada de 60 kilómetros, hasta los puntos de entrega en la Ciudad de México y Toluca, para que pueda llegar hasta nuestros hogares.

 

Además de enfrentarse a diversos retos; como la deforestación, la cual genera la pérdida de la superficie boscosa, con menos bosques, hay menos lluvia y menor captación de agua al subsuelo. Las prácticas agrícolas mal planeadas degradan y erosionan el suelo, disminuyendo su poder de captación. Las descargas de aguas residuales y basura de las comunidades rurales contaminan gravemente los afluentes, embalses y mantos acuíferos.

 

Estas irresponsables actividades humanas provocan la degradación y contaminación del agua, suelo y bosque, afectando directamente la producción y la calidad del agua.

 

 

BENEFICIOS AMBIENTALES

Las Cuencas proveen hábitat para la flora y la fauna silvestre. Captación de CO2. Permiten abastecer de recursos naturales para el desarrollo de actividades productivas que dan sustento a comunidades rurales y mitigan el cambio climático.

 

 

CÓMO PODEMOS AYUDAR A LA CUENCA

1.- Paga tu consumo responsable de agua.

2.- Asegúrate de que las descargas de aguas negras de tu casa estén conectadas a la red de drenaje.

3.- Si compras madera o leña; asegúrate que no provenga de tala clandestina.

4.- Cuida los árboles; estos detienen la erosión, limpian el aire y promueven la lluvia.

5.- No tires basura en bosques, lagos, ríos, barrancas o calles.

6.- No riegues tu jardín con agua potable, es escasa y costosa de potabilizar.

 

Es importante generar conciencia de que un país que cuida y valora sus recursos naturales tiene garantizado su desarrollo sostenible.

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)