“Somos un grupo de jóvenes en busca de conectar a los artesanos más talentosos de México con otros aventureros como nosotros.” 

 

Someone Somewhere es antes que nada un proyecto social que surgió del sueño de cuatro amigos de ayudar a las comunidades marginadas y de rescatar las artesanías que se producen en nuestro país.  

Someone es alguien que hizo de forma artesanal un producto y alguien que lo va a usar.  

Somewhere es el lugar donde se fabricó y todos los lugares a los que puede llegar.  

Es decir, cada producto tiene un rostro, unas manos que lo hicieron y otras que lo sostienen. Es una marca que conecta a la persona que lo usa con la que lo fabricó.

 

“Alguien en algún lugar del mundo tuvo esto en sus manos y alguien lo está usando.”

 

 

Detrás de Someone Somewhere están cuatro amigos: José Antonio Nuño, Fátima Álvarez, Enrique Rodríguez y (). Los cuatro se conocen de toda la vida, fueron juntos a la misma escuela hasta la Universidad, en el Tecnológico de Monterrey. Desde que estaban en preparatoria les gustaba ir de misiones, les llamaba la atención sobre todo el tema social y querían hacer algo.  

 

Empezaron a trabajar con mujeres que vivían en situaciones vulnerables en una comunidad llamada Aupan, en la Sierra Norte de Puebla, que es donde iban de misiones. 

 

“Decidimos ir y hacer todo un árbol de problemas, un análisis de cómo vivía la gente, qué necesidades tenían y cómo nosotros podíamos aportarles algo.” 

 

 

En Aupan, que es una comunidad principalmente femenina, la actividad principal de las mujeres es la artesanía textil, sin embargo, cada vez lo hacen menos porque para las nuevas generaciones ya no es ni deseable ni redituable. El reto fue entonces conseguir convertir estas artesanías en productos de la más alta calidad, atractivos comercialmente y competitivos en los mercados. Se dieron cuenta que lo que ellos podían aportar a esa actividad era llevarla a más mercados, conseguirles materiales y ayudarles con el diseño.  

 

Y así empezaron a vender sus primeros productos y a la gente le gustó. En la Ibero los invitaron a Ferias del FonArt y ganaron varios concursos del Tec de emprendimiento en México. Con eso lograron crecer y a trabajar con más artesanos. Se unió también a su equipo Uriel Serrano, un diseñador que desde entonces es director creativo de la marca. 

 

De esta forma en abril de 2016 Someone Somewhere se consolidó y lanzó al mercado su primera colección. 

 

 

Hoy en día trabajan con más de 150 artesanos en Puebla, Oaxaca y Chiapas. En su página de internet tienen un buscador en el que puedes buscar al artesano que hizo tu producto, y puedes conocer su perfil, qué hace, dónde vive y qué le gusta hacer; incluso puedes dejarle un mensaje al artesano, de esta forma se establece una verdadera conexión entre consumidor y productor 

 

 Someone Somewhere es una marca que ha logrado guardar la riqueza de los procesos artesanales, combinándolo con la parte industrial que se hace desde México para obtener productos de la mejor calidad y que sean verdaderamente competitivos en todo el mundo. Todo esto con el objetivo de impactar de forma positiva en el estilo de vida de los artesanos, conservando la iconografía de sus comunidades.  

 

  

“Todos somos parte del mismo mundo, compartimos muchas cosas y tenemos mucho que intercambiar."

 

“Buscamos a los trotamundos, los que viven su vida al límite; los apasionados por el arte y la cultura y a los que siempre están buscando experiencias originales y nuevas historias que contar. Gente que está consciente de la ropa que usa, de su origen y su impacto.” 

 

 

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)