HUERTOS URBANOS

Un estilo de vida verde

 

Fotos por: Alan Tejeda

 

No es ninguna novedad hablar del impacto que los seres humanos tenemos en el medio ambiente. Las personas saben que existe un desequilibrio ambiental y que como sociedad tenemos muchas injusticias sociales y que ambas problemáticas están totalmente interrelacionadas. Pero, ¿por qué si lo sabemos no hacemos un cambio en nuestra forma de vivir?  

 

Los humanos tenemos un impacto directo en el ambiente con todas nuestras acciones diarias, desde lo que comemos, lo que vestimos, lo que hacemos… y no siempre somos conscientes de ello.   

 

Muchas veces pensamos que ser amigable con el ambiente es difícil o costoso, por lo que para este número platicamos con Gerardo Montes de Oca, un experto en Desarrollo Social y Ambiental, quien nos compartió algunos consejos para ser más verdes en nuestra vida diaria.

 

Gerardo estudió Desarrollo Social y Ambiental en la Universidad de Zamorano en Honduras, se especializó en Biodiversidad y estudió la maestría en Conservación de Bosques y Naturaleza en la uni- versidad de Wageningen en Holanda. En México empezó un movimiento ambiental llamado Reenverdecer con la idea de reforestar, crear huertos urbanos y fomentar la educación ambiental y la sustentabilidad en las ciudades. 

 

“Queremos lograr que las personas que ya vivimos en las ciudades nos volvamos más sustentables, más amigables con el ambiente en el día a día.”  

 

 

 

 

 

 

Los

huertos urbanos 

 

Una de las acciones con las que podemos generar un cambio positivo es mediante la creación de los huertos urbanos. A las ciudades les urge tener más áreas verdes. ¡Todo el mundo puede tener uno! Lo puedes poner en tu jardín, si tienes el espacio; si no, puede ser en una terraza o en un techo. Las macetas las puedes hacer con llantas viejas, reutilizando un producto que normalmente se tiraría a la basura. 

 

Beneficios de los huertos urbanos 

 

  • Te hace sensible 

A través de un huerto urbano logras entender cómo crece tu comida algo tan básico en la vida que muchas personas desconocen. Hoy en día hay mucha gente que nunca ha visto cómo crece una hortaliza, no conocen un planta de frijol o no saben de dónde salen los ajos. Al tener un huerto te haces consciente de que producir comida conlleva un esfuerzo, que necesita tiempo. Logra establecer una relación entre la persona y la tierra.  

  • Reduces drásticamente tu impacto ambiental 

Consumir una lechuga que produces en tu huerto no tiene casi ningún impacto ambiental. Si tu lechuga viene de algún otro lugar, por ejemplo, de Zacatecas, seguramente vendrá de monocultivos enormes que usan muchos fertilizantes y químicos, además de toda el agua y energía que se utilizó en el proceso productivo y comercial. 

  • Comer lo que es de temporada 

Un huerto te hace sensible a aprender a comer lo que es de temporada. Normalmente los huertos urbanos no están tecnificados, no son invernaderos, por lo tanto la producción depende más del clima, es decir se produce lo que es de temporada. En México tenemos la ventaja de tener un clima tan benigno que se puede producir casi todo el año.  

 

 

  • Mejoras tu alimentación 

Sabes que estas comiendo sano. Lo que produces no tiene fertilizantes, herbicidas, ni productos químicos tóxicos. Además, te motiva a comer más hortalizas, que son muy nutritivas.  

 

  • Es más barato 

Comprar productos orgánicos puede llegar a ser más caro, pero producirlos no lo es. Además, en tu huerto puedes cortar las hojas de la lechuga sin necesidad de cortar la lechuga entera, entonces puedes dejar que siga creciendo, que florezca y que produzca semillas para sembrarlas nuevamente.  

 

 

  • Tienes flores en tu casa 

¿Conoces las flores de las cebollas o de las lechugas? Son muy bonitas. Además, al tener flores en tu casa fomentas que haya más abejas en las ciudades. Hace poco se emitió un estado de emergencia por la drástica disminución de la población de abejas que se debe, en gran medida, a la falta de flores y espacios donde puedan alimentarse.  

 

Los espacios verdes reducen la huella de carbono en las ciudades y el efecto invernadero. Además, mejoran y vivifican el paisaje urbano, pudiéndose convertir incluso en una importante herramienta estética. 

 

  • Te hace feliz 

Está científicamente comprobado que los espacios verdes inmediatamente nos hacen sentir bien. Cualquier área con plantas reduce el estrés.   

 

  • Es una forma de educar y generar consciencia  

A los niños les encanta cuidar los huertos y ver cómo crecen las plantas. Es un recurso pedagógico para la educación y sensibilización ambiental y nutricional de niños y adultos.  

 

 

 

Un estilo de vida verde 

 

 

Además de los huertos urbanos hay muchas más acciones que podemos hacer para tener un estilo de vida más amigable con el ambiente. Aquí te dejamos los 4 pasos básicos para convertirte en una persona ecofriendly: 

 

“Entre más ambiental te vuelves, tu vida se hace mucho más simple. Cuando te vuelves más simple, todo es más fácil.” 

 

 

1. Rechaza y reduce  

Pregúntate si realmente necesitas todos los productos con todas sus variedades que consumes. Es muy probable que la respuesta sea no. Entonces redúcelos. Empieza a vivir un estilo de vida menos desechable y busca productos reutilizables para remplazar los consumibles. Se puede reducir la cantidad de ropa, cosméticos, productos para el hogar, lujos. Pregúntate qué es lo que realmente necesitas para vivir, y cuando quieras saber si verdaderamente necesitas algo o no, pregúntate qué pasa si no lo compras.  

Elige productos biodegradables o por lo menos reciclables. Reduce el consumo el plástico ya que su reciclabilidad es limitada y se demora cientos de años en descomponerse. Prefiere alternativas de vidrio, metal o papel en su lugar. Rechaza la compra masiva, no es necesario cambiar de celular cada seis meses, ni tener treinta pares de zapatos o pantalones en tu closet. También procura comprar calidad: lo que te dure toda la vida no va a producir basura. 

 

2. Reutiliza y repara

Antes de tirar un producto que ya no cumple con su función original, pregúntate si puedes darle otro uso. El límite es solo tu creatividad. Si realmente ya no te sirve a ti, puedes regalarlo a otras personas o donarlo a organizaciones caritativas. Y si un producto se rompe, trata de repararlo antes de desecharlo. 

 

 

  

3. Composta desechos orgánicos

Compostar en casa significa echar los desechos orgánicos en un lugar, normalmente una caja o en una llanta de tu huerto, donde se puedan convertir en abono o tierra fértil.

 

Con esto devuelves a la tierra minerales y vitaminas, y de esta forma te aseguras de que tus desechos orgánicos tendrán un buen uso. Cuando los desechos se van a un basurero, estos nutrientes se contaminan o se pierden en el basurero. Si los haces composta los puedes devolver a la tierra y fertilizar tus plantas, ya sea en tu jardín, macetas o en tu huerto. 

 

4. Utiliza más la bicicleta y el transporte público 

Sabemos que el uso excesivo de los coches genera mucha contaminación además del tiempo que perdemos en el tráfico. Tanto en la Ciudad de México como en Toluca se ha estado promoviendo el uso de la bicicleta creando ciclopistas y poniendo a disposición de los ciudadanos bicicletas en diferentes puntos de la ciudad.  

 

 

Para asesoría personalizada sobre cómo puedes llevar un estilo de vida más ecofriendly o cómo empezar un huerto urbano, contacta a Gerardo Montes de Oca en reenverdecer@gmail.com y síguelo en sus redes sociales:

 

Fb: Re enverdecer

Ig: Reenverdecer

 

Forum recomienda

LA APP

A todos nos encanta viajar, pero uno de nuestros dolores de cabeza es encontrar buenos vuelos; por eso ahora esta app es nuestra favorita para planear las vacaciones. Gurú de viajes nos permite recibir notifica-ciones directamente al celular de las mejores ofertas y  promociones de vuelos a todo el mundo. Vacaciones, ¡allá vamos! 

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Cuando Adriana Villaseñor se mudó a Chiapas se dio cuenta del increíble trabajo artesanal que se hacía en esa zona del país y no dudo en abrir la cuenta como plataforma intermediaria entre las mentes creativas artesanas y el mundo. Síguela y apoya el trabajo de manos mexicanas. 

GALERÍA MÓVIL EN LOS VAGONES DEL METRO  

La Línea 2  del Metro será desde este mes y hasta septiembre una galería móvil, ya que cuenta con un convoy intervenido con la obra del artista y activista social Keith Haring, quien es uno de los representantes de la generación pop de la década de los 80 y sus representaciones artísticas consisten en sencillos y coloridos dibujos de animales y figuras danzando. 

Los usuarios de este medio de transporte además, podrán disfrutar de 80 piezas de artistas contemporáneos como Philip Lorca DiCorcia, Tracey Emin, Robert Montgomery, Nicolás Paris, así como el colectivo Public Movement. 

El convoy intervenido forma parte de la exposición “Ser Humano, Ser Urbano” y se suma a otras intervenciones artísticas como “Leyendas de Lucha Libre” e "Ídolos del Boxeo Mexicano", así como el Museo del Metro Mixcoac.