Calaveras y Dulcesitos

La feria del alfeñique  

Por: Rosa Rojas 

 

 

El fragante e inconfundible aroma del azahar característico del pan de muerto inunda las panaderías del país; la temporada de día de muertos ha comenzado. Celebrar y recordar aquellos que se han adelantado, y que por unos días regresan para visitar a los que dejaron no es una tradición solo de México, el All Hallows Eve –mejor conocido como Halloween- celebración sajona que en esencia celebra en las mismas fechas el regreso de los espíritus a casa por una noche, y el Obon –día de muertos en Japón- con una celebración de 4 días; en esencia muy similares pero ninguna tan rica y colorida como la mexicana.  

 

Todos los que tenemos la fortuna de ser mexicanos y gozar de tradiciones tan únicas y maravillosas como la del día de muertos nos sentimos orgullosos, pero si además de tener la fortuna de ser mexicano eres oriundo de la ciudad de Toluca, la maravilla y emoción por esta temporada es mayor gracias a la Feria del Alfeñique, que cada año coloca sus coloridos puestos en los Portales ofreciendo un abanico de deliciosas obras de arte comestibles, los cuales recorrimos para encontrar las mejores opciones y conocer lo que hay detrás del alfeñique (palabra de origen árabe andaluz que significa fino o delicado, haciendo referencia a una pasta de azúcar cocida –en aceite de almendras- y estirada en barras delgadas).  

 

 

 

Empezamos el recorrido en la Iglesia de la Santa Veracruz, por el andador 20 de Noviembre, nuestra primera parada fue en el local 39, el detalle en sus figuras hechas con dulce de pepita de calabaza –también conocido como jamoncillo- nos llamaron la atención, este dulce si bien solo requiere de cuatro ingredientes para su elaboración -pepitas de calabaza, clara de huevo, azúcar morena y leche- su producción en grandes cantidades puede tomar hasta quince días por el delicado proceso de pelar cada una de las pepitas y cocerlas para poder obtener la pasta con la que moldean manual-mente cada una de las figuras; coloridas frutas, panes y tortitas increíblemente detalladas que son encantadoras y que en este localito fueron nuestras predilectas, ya que además de su estética, el sabor de estás era tan delicioso que nos fue imposible comer solo una.  

 

En el local no. 36 encontramos increíbles calaveras hechas con chocolate que se distinguen de todas las demás, y es que estas calaveras están hechas con detalles en chocolate que lo asemejan a la versión  chocolatosa de las calaveras de azúcar, las cuales siempre han sido visualmente más vistosas por su contraste entre su blancura y sus coloridas decoracio-nes, aunque imposibles de comer. Seguimos avanzando y encontramos casi al llegar a Hidalgo, dulces típicos como el clásico turrón, limones cristalizados rellenos de coco, cocadas, ates de múltiples sabores, acitrones y frutas cristalizadas.  

 

 

 

Del lado de Hidalgo la historia es diferente, el chocolate pasa a segundo lugar ya que las calaveras de azúcar son reinas indiscutibles en esta calle. Al caminar por este pasillo se siente como si estuviera en un concurso para encontrar la calavera más decorada, sombreros de plumas, detalles de azúcar más elaborados en unos que otros, tan personalizados que se puede encontrar una que represente a la persona amada en la ofrenda incluso con el nombre de esta, y es que aunque son imposibles de comer –sin terminar en coma diabético- las calaveras de azúcar son imprescindibles en el altar de muertos ya que estas representan la muerte y la finitud de la vida.  

 

Enumerar todas las delicias que hay en la feria es casi imposible, es por eso que ir a visitarla es la mejor forma de probar conocerla, y es que el hacer cada uno de los dulces, puchas –galletitas de piloncillo glaseadas-, calaveras e incluso el papel picado es un trabajo que se empieza desde principios de año para estar listo para día de muertos, un trabajo que no solo requiere tiempo y dedicación si no que es una tradición familiar de generaciones para los artesanos del alfeñique quienes cada año nos recuerdan el por qué el día de muertos mexicano es único, inigualable y una muestra de cariño y arte para vivos y muertos.  

 

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)