Durmiendo entre el hielo

Por: Grettel Pérez

 

Recuerdo como si fuera ayer aquella helada noche de diciembre en la que a unos amigos se les ocurrió tomar una copa en el Ice Bar de Londres, lo que hizo más divertido el congelamiento que vivíamos al salir de un café en Bond Street. La ventisca con olor a lluvia, propia de la capital inglesa no alcanzaba a anunciar el toque congelado que tendríamos minutos después, al estilo James Bond en el hotel del hielo de Jukkasjârvi, Suecia, donde se filmó la película Otro día para morir.

 

Bajamos al bar en un reducido elevador, enfundados en unos enormes abrigos  térmicos con capuchas integradas color azul eléctrico forrados de esponjosa piel  y un par de guantes. Apenas nos podíamos abrir paso entre el peso y la risa que aquello nos provocaba. El bar, propiedad de una conocida marca de vodka, se encuentra permanentemente a  menos 15 grados y solo se permite permanecer 40 minutos en él, para degustar un sinfín de brillantes cócteles en vasos de hielo.

 

En México, la noche bajo cero también tiene una dirección en la Condesa. El bar ubicado en el segundo piso de la calle Nuevo León,  constantemente transforma las esculturas de hielo, el iglú y su barra de drinks que se encuentran en una superficie helada, donde fácilmente se pueden divertir hasta 60 personas dentro de la cabina de hielo que puede bajar la temperatura hasta menos 15 grados, mientras los demás esperan y escuchan los tecno beats en el bar o en la terraza del mismo lugar, que también se renta para eventos especiales.

 

 

La original idea de los bares de hielo surge de un área diseñada para el esparcimiento en el icónico Ice Hotel, que año con año maravilla con la magnificencia de su helado diseño.

 

Todo comenzó en la pequeña aldea de Jukkasjârvi, Suecia, en 1989 en la celebración de un festival de esculturas en hielo y nieve. Fue tal la magnitud de visitantes que llegaron aquel año que los lugareños rápidamente tuvieron que solucionar el acomodo de turistas realizando un iglú alejado de cualquier diseño arquitectónico digno de fotografía para que pasaran la noche.

Hoy el famoso Ice Hotel es una impresionante estructura que se renueva año con año y que ha abierto la puerta a un nuevo estilo de turismo en zonas invernales de otros países.

 

Este año la versión 26 del Ice Hotel abrirá sus puertas a partir del 11 de diciembre hasta la llegada de la primavera. Para llegar a él puede reservarse el traslado del aeropuerto o de la estación del tren en Kiruna, localidad ubicada a 17 kilómetros de distancia; desde la central de autobuses el número 501, también llega al hotel al igual que los taxis (Debido a que es un hotel de temporada, lo mejor es checar y confirmar antes de viajar el traslado in/out hacia el mismo, para no quedar varados).

 

La reservación de la habitación incluye un sleeping bag térmico para que puedas dormir entre sus habitaciones que se encuentran permanentemente entre -5 a -7 grados celcius de temperatura, un enorme abrigo y botas para cubrirte durante tu estancia.

 

Las habitaciones no incluye sanitario ni regadera o tina, tampoco un área para guardar el equipaje, sino que en una construcción anexa (no de hielo), son proporcionados lockers y demás amenidades para que los huéspedes se sientan como en casa. En este edificio, inclusive es posible obtener “una habitación caliente” para los que son acompañantes de los muy aventureros que dormirán entre el hielo.

 

El hotel es una celebridad per sé, al ser fabricado por reconocidos artistas del diseño, por lo que es importante tomar en cuenta que las habitaciones asignadas se encuentran abiertas al público para su visita de 10 de la mañana a 6 de la tarde todos los días, por lo cual los huéspedes pueden permanecer en sus recámaras con privacidad de 6 de la tarde hasta las 7:30 am, hora en la que se les despierta para tomar un delicioso jugo energizante y comenzar la jornada de actividades (con costo extra), que se encuentran alrededor.

 

Para los que no están acostumbrados al frío se recomienda una estancia de tres días que sin lugar a dudas será una experiencia extrema digna de narrarse y, quién sabe, tal vez la anécdota incluya contemplar la aurora boreal, que deambula maravillosa por aquellas latitudes.

 

 

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)