MARTHA CHAPA

 

 

Por: Grettel Pérez 

 

 

Cada mañana despierta muy temprano a realizar su rutina de yoga y meditación. Los pinceles yacen en su estudio cargados del color y la inspiración del día anterior sobre manzanas, vírgenes, volcanes, cactus, magueyes, colibrís, búhos,  autorretratos,  abstractos que son el amplio paraíso de creación en el que se mantiene inmersa.  

Dedicada y siempre disciplinada conversa amable tomando el té mientras acaricia a una de sus adoradas mascotas, permitiéndonos suavemente entrar a su mundo.  Cariñosa y siempre con una sonrisa se autodefine “como una pintora que cocina y una cocinera que escribe, una mujer del siglo XXI que está muy consiente de todo su reto”, lo cierto es que esta escritora, periodista, investigadora de la gastronomía, conductora de televisión, escultora y por su puesto pintora, una de las más importantes en nuestro país, es conocida en todo el mundo como la pintora de las manzanas. 

La manzana ha estado en todo momento acompañando la apasionada vida de la talentosa artista. Ha sido la fiel e inseparable compañera que ha vivido de cerca los diversos puntos álgidos y cálidos en su interesante camino de vida.  Es también un todo en el mundo femenino, es introspección e interiorización y también sexualidad, solo hay que partir una manzana por la mitad y observar un mundo que late dentro de su sensual forma dejando ver su parte más sensible. Es pasión, sabor, pecado, concordia, discordia, conocimiento y arte infinito. 

 

 

 

Antes de que Martha Chapa fuera la conocida artista mexicana de las manzanas, su vida transcurría  en el norte del país dentro del seno de una familia tradicional regiomontana. Su padre fue un prominente médico urólogo y su madre una estricta mujer de su tiempo. Eran constantes los llamados imprevistos a su padre, quien siempre le dejaba una manzana como recordatorio a un pronto regreso. En la Ciudad de México  se encontraron durante un paseo por la Alameda Central a la artista plástica María O’Higgins impartiendo clases de dibujo y  pintura; fue ella quien se convertiría en su primera maestra de arte pese a la objeción de su madre. 

 

A la muerte de su padre decidió iniciar sus estudios en medicina por la cual sentía  especial interés, sin embargo a los tres años  de carrera profesional su  vocación artística le llamaba a un latido más fuerte y profundo. En las aulas de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, vislumbró su sueño que visualizó íntegramente un día de 1969 cuando realizó su primera exposición en la Galería Romano. Al año siguiente impulsada por el crítico de arte José Gómez Sicre presenta su exposición en la ciudad de Washington. Fue el quien la catapulta a llevar el arte de las manzanas de Martha Chapa  a un nivel imaginable de creación. 

 

A aquellas primeras exposiciones se le suman más de 300 individuales y 1800 colectivas dentro y fuera de nuestro país, lo que hablan de una exitosa carrera en el arte que hoy celebra 50 años junto a sus manzanas que se han convertido en un símbolo artístico que no conoce fronteras. En sus palabras “lo más importante para un artista es crear un estilo, crear tu propio lenguaje, realizar una iconografía propia”, y sin duda Martha Chapa lo ha logrado. Admira los trazos de Pablo Picasso, Diego Rivera, Wassily Kandinski y la genialidad de Leonardo da Vinci. Ella en si misma ha sido musa de grandes artistas como la intelectual Pita Amor a quien conoció en la Galería de Lourdes Chumacero y quien le dedicara los conocidos 20 sonetos y una carta a Martha Chapa. La artista cuenta con una Sala-Museo nombrada en su honor en la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías” en su natal Monterrey con obras realizadas por los artistas como Raúl Anguiano, su maestro español  Juan Eugenio Mingorance Navas, José Luis Cuevas y  Silvia Pardo, entre otros y donde además podemos admirar el acervo de obras plásticas que ha realizado en el transcurso de su carrera. 

 

 

 

Su legado es pasión y compromiso y abarca además de la plástica, 32 libros sobre la gastronomía mexicana, amor al arte culinario que fue cultivado por sus tías y que promueve además como conductora en TV Mexiquense en el programa El Sabor del Saber. 

La artista observa la vida cada día como un increíble lienzo en blanco donde “el arte es el rastro y el rostro de la humanidad”.

 

 

Ella es una mujer moderna, audaz y positiva, estudiosa del budismo zen, que comprende que en la vida hay momentos en el paraíso y momentos de introspección en los que puede utilizar su mantra personal: “¡cuando se cierra una puerta se abren diez!”.  Muy merecidos todos los homenajes que se le han realizado en este año con motivo de sus 50 años de carrera y sus 70 años fabulosos de edad.

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)