Lautrec  

 
 
Por: Grettel Pérez 

 

Innegable mi fascinación por Lautrec, para mí el primer publicista “moderno”, con sus carteles del Moulin Rouge  y su obsesión por La Goulue, sus impresos anunciándolos a ambos y a toda la vida que el aristócrata, cartelista y pintor frecuentaba, las cuales integran las hojas de un capítulo de la historia nada desapercibida en el París de fines del siglo XIX. 

Desde tiempos inmemoriales, la nobleza acostumbraba a ampliar sus dominios territoriales a base de contraer matrimonio con sus propios familiares. Alphonse de Toulouse-Lautrec-Monfa contrajo nupcias con su prima hermana, la condesa Adèle Tapié de Céleyran, del que nace su primer hijo Henri el 24 de noviembre de 1864 en el Hôtel du Bosc de Albi, que era el palacio medieval de los condes. 

Henri fue considerado como un niño “delicado” o “débil.” A los 13 años se fractura la pierna izquierda a la altura del muslo, a los catorce la rotura de la pierna derecha. Ambos acontecimientos provocaron el descubrimiento de la enfermedad hereditaria familiar en los huesos: picnodisostosis lo que repercutiría en la falta de crecimiento de las piernas. Su madre lo intentó todo, inclusive soldar sus fémures y demás extraños tratamientos que lograba conseguir, pero nada pudo contener la enfermedad. 

 

 

 

“¡pensar que nunca habría pintado 

 si mis piernas hubieses sido un poco más largas!”.  

Henri de Toulouse-Lautrec. 

 

 

 

 

Pero los tratamientos en casa y las largas temporadas en hospitales aunque no lograron combatir la deficiencia física que le aquejaba, si le apoyó a descubrir la genialidad en sus dibujos que ya de por sí a los seis años había comenzado a mostrar. Estos primeros trazos eran considerados un pasatiempo para la familia, recordándole siempre que ser parte de la nobleza conllevaba a ciertos compromisos y comportamientos muy alejados del dibujo y la pintura. Sin embargo rehúsa entrar  al bachillerato, proclamándose “pintor” a los 17 años. 

René Princeteau (especialista en animales), León Bonnat (maestro también de Edward Munch), Fernand Cormon, fueron sus primeros maestros, sin embargo sus obras de estilo libre ya lo caracterizaban desde los 16 años.  Los cuadros con los que da inicio su vida artistíca, plasmaban la vida en su hogar y en su entorno, inclusive la condesa Adele, su madre fue su principal musa. 

A los 23 años pinta en un café parisino a otro pintor de nombre Vincent van Gogh (que en aquel entonces contaba con 34 años y estaba recién llegado a París), con un estilo impresionista muestra por única ocasión el perfil del gran artista. Los historiadores creen que ambos artistas se conocieron en el atelier de Cormon (conocido como el cuartel general de los postimpresionistas), donde Lautrec también presentó a sus amigos Charles Laval, Eugène Boch, Francois Gauzi, Louis Anquetin y Émile Bernard a su amigo holandés. Allí también era discípulo un solitario Paul Gauguin.  

 

 

Aunque los alumnos del atelier de Cormon estudiaron concienzudamente las líneas y las sombras del arte japonés, las cuales vemos en los primeros cuadros de Lautrec, fueron las maravillas de Edgar Degas (su vecino en Montmartre),  quienes lo terminaron por formar en su carrera artística. Matthias Arnold en la biografía de Lautrec cita: “los temas de Degas se convirtieron en temas de Lautrec, siempre con pequeños pero decisivos cambios y acentuaciones. La mujer que cose o se arregla, los cafés concierto y los burdeles, lavanderas y bailarinas, todos los elementos de la vida moderna expuestos por Chales Baudelaire y Émile Zola.”. 

Después de años de interminables y exitosas exposiciones y reconocimientos, su deteriorada salud le lleva a permanecer en 1899,  tres meses en el hospital psiquiátrico de Neuilly. Su salida entre el alcoholismo y el derroche son el preámbulo para pintar sus últimas obras: Examen médico y Amirante Viaud. Muere en 1901  bajo el escrutinio público que tanto le abrió las puertas a los lugares de diversión francesa. 

 

En la actualidad sus obras se encuentran en Tate Gallery de Londres, Museé d’Orsay y en el Museé du Petit Palais de París, Bibliothéque Nationale de París, Van der Heydt Musem de Wuppertal, Museum of Fine Arts de Housthiladelphia Museum of Art, 

National Gallery de Wahington, Brooklyn Museum de Nueva York, Museum of Modern Art de Nueva York y en el Palacio de la Berbie en Albi, hoy Museo Toulouse-Lautrec, entre otros recintos. 

 

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)