El cine                  experimental    de Andy Warhol    

 

 

Por: Daniela Carral Cortés 

 

“En el futuro todo el mundo será famoso durante 15 minutos”- Andy Warhol 

 

Líder del movimiento Pop en los años sesenta, Andy Warhol es recordado tanto por su serie de latas de sopa Campbells como por su controversial vida privada, la cual se dice que fue una obra de Arte por sí mima. Antes de haberse convertido en una de las figuras artísticas más importantes del siglo XX, colaboraba como ilustrador en varias revistas de Nueva York, y a pesar de gozar de una muy buena reputación en ese ámbito, su éxito profesional le resultaba insuficiente ya que lo que anhelaba con ansias era convertirse en un artista famoso.  

 

 

A lo largo de su vida dijo que quería ser recordado después de morir, quería trascender más allá de su tiempo, razón por la cual admiraba a íconos tales como Marylin Monroe y James Dean, a los cuales inmortalizó en algunas de sus piezas más conocidas: Díptico de Marylin y Rebelde sin causa.

A través de sus serigrafías, Warhol reflexionaba sobre la manera en la que las estrellas de cine de Hollywood eran glorificadas a inicios de los años sesenta. Sus re-tratos parecen haber marcado el inicio de la era del culto a la celebridad que aún nos persigue en la actua-lidad, en la cual, los personajes de nuestras películas favoritas se han convertido en los Zeus y las Afroditas modernos.

 

Fue justo cuando comenzaba a disfrutar de su éxito como pintor vanguardista, cuando anunció públicamente que dejaba la pintura para dedicarse de lleno a hacer cine. Un tiempo atrás había creado The Factory o La Fábrica, lugar que además de ser utilizado como estudio de Arte, era el preferido tanto por miembros de la elite neoyorquina, como por músicos, cantantes y otros artistas para acudir a las mejores fiestas under- ground de la ciudad. Tras renunciar a la pintura por completo, Warhol lo convirtió en un estudio de cine experimental. Los años de The Factory fueron también en los que el artista conoció a Edie Sedgwick; actriz y heredera de una gran fortuna quien, además de ser su mejor amiga durante varios años, fue la protagonista de la mayoría de sus películas.  

 

Los inicios de Warhol en el cine fueron de índole docu-mental, como es el caso de la serie Screen tests o Pruebas de pantalla; la cual pretendía borrar la línea divisoria entre la fotografía y el cine, motivo por el cual solicitaba a quien estuviera detrás de la cámara que intentara permanecer inmóvil. El screen test más famoso es el de Ann Buchanan, la cual logró no pestañear por un periodo de casi cinco minutos, siendo el único factor delatante, una lágrima insistente que descendía por su mejilla. 

 

 

 

Las “pruebas de pantalla” formaron una serie de retratos psicológicos en los cuales Warhol documentaba los efectos que surgían a partir de la confrontación entre la persona y la cámara. Las reacciones ante la sensación de “ser visto” eran siempre distintas, resultando algunas veces en risa involuntaria, en la imposibilidad de ver fijamente al lente, o en el caso de Buchanan; en el llanto. A lo largo de dos años, hizo screen tests de las personas que visitaban La Fábrica con mayor frecuencia,  entre los que se encontraban figuras públicas como Bob Dylan y Salvador Dalí.  

 

 

Poor Little rich girl fue su película más popular; Edie Sedgwick se interpretaba a sí misma en este filme que podría ser el padre de los que hoy conocemos como reality shows, ya que mostraba a Sedgwick en su departamento actuando como lo haría cualquier otro día; fumando, vistiéndose y contándole a un amigo por teléfono la for-ma en que había gastado toda su herencia. Además de volver al culto a la celebridad pública que ya había explorado en trabajos previos, Warhol abrió una ventana hacia el lado banal de la sociedad estadounidense, otro de sus temas más recurrentes. 

 

Caracterizado por abordar cuestiones y preguntas aún pertinentes en la actualidad, el cine de Andy Warhol fue pionero en el campo experimental y precursor de las video instalaciones que actualmente abundan en los museos. Su faceta como cineasta es sin duda, menos conocida que la de artista, pero no por eso menos interesante.  

Forum recomienda

LA APP

 

 

¡Reporta todo lo que no funciona en tu ciudad! Baches, basura, fugas de agua, banquetas dañadas, fallas en el transporte público. Además de ser una aplicación para fomentar la participación ciudadana, también está permitiendo crear una gran base de datos sobre la incidencia de fallas en los servicios públicos, de modo que pueda servir a los gobiernos y organizaciones para diseñar planes de acción o políticas públicas.

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Pablo Cruz es un talentoso fotógrafo  mexicano. En su cuenta de Instagram comparte parte de su trabajo. Destacan sus increíbles fotos que retratan lo vivido el 19 de septiembre en la Ciudad de México y todo el apoyo de los días posteriores, tanto en la Ciudad como en los municipios afectados.  

Amazon anunció a los finalistas del Premio Literario Amazon 2017, el certamen literario para autores independientes en español de todo el mundo. Los finalistas fueron seleccionados entre más de 1800 obras de ficción y no ficción  autopublicadas este verano por autores independientes procedentes de hasta 39 países diferentes. El libro ganador podrá verse publicado en español mundialmente por el sello Amazon Publishing, en formato digital, impreso y audiolibro. Asimismo, será traducido al inglés y publicado internacionalmente de la mano de  AmazonCrossing, el sello que lleva autores de todo el mundo a nuevos lectores en otros idiomas. Finalmente, el ganador recibirá un premio económico de 5000 USD. Los finalistas son: 

  

·      El amargo don del olvido, de A. V. San Martín (misterio y thriller) 

·      Bajo el puente de los vientos, de José de la Rosa (romance histórico) 

·      El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (ficción policiaca) 

·      Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (misterio sobrenatural) 

·      El legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno (ficción contemporánea)