Dismaland

El deprimente parque de diversiones de Banksy.

Por Ulrike Figueroa

greatermexico.mx

 

 

En Weston-super-Mare, un pequeño poblado al lado del mar en el suroeste de Inglaterra, el grafitero británico Banksy creó, junto con otros 60 artistas, un “parque de aburrimiento” como parodia del famosísimo Disneyland. Intitulado Dismaland, tomado de una obra de Banksy, el parque se localiza en un resort vacacional abandonado con un panorama gris y lúgubre. El distopico lugar de “entretenimiento” es más bien una instalación artística que algunos analizan como una crítica social a nuestro mundo presente y el declive cultural, económico e incluso ambiental que hemos sufrido en los últimos años. Sin embargo, resulta un poco irónico que un artista que critica directamente la cultura actual que tiene una enorme fascinación con las celebridades, haya creado un espacio que conjunta famosos artistas como Damien Hirst, Jenny Holzer, Jimmi Cauty, Bill Barminski y Dietrich Wegner con su propio nombre, razón por la cual las filas para entrar eran más largas de lo previsto y el sitio web sufrió una caída del servidor para comprar los boletos en línea. La alta demanda para visitar el parque de Banksy es impresionante, vendiendo 4,000 boletos al día. 

 

 

Al entrar uno se encuentra con un castillo de cuento de hadas en ruinas (por decir poco), el lago a su alrededor tiene una fuente que es en realidad un cañón de agua de la policía. Dentro del castillo se ve el carruaje de Cenicienta accidentado, con ella colgando sin vida por una ventana, mientras las luces de los paparazzi crean una tormenta de flashes mientras la fotografían – esta obra hace alusión a la muerte de la Princesa Diana.  Otras obras comprenden: una ballena asesina saltando de un inodoro; una pista de carritos chocones en donde uno es manejado por la muerte sonriente; una escultura de una mujer atacada por palomas; un gran rehilete con bolsas de plástico atoradas en sus hélices; un carrusel en el que un carnicero está sentado sobre unas cajas de lasaña; un unicornio en una caja de cristal, obra de Damien Hirst, una entrada de seguridad hecha de cartón de Bill Barminski; y una nube de forma de hongo hecha con algodón - como las de las explosiones de bombas atómicas hecha por Dietrich Wegner.

 

Dismaland está abierto todos los días desde el 22 de agosto hasta el 27 de septiembre de 2015 y la entrada cuesta £3.00 en la puerta o en línea.