Arte Rupestre

 

Por: Grettel Pérez 

 

 

Esos rastros de actividad humana que han dejado figuras que permanecen a pesar de su colosalismo  y de la solidez pétrea de sus lienzos, imágenes de vida cotidiana y signos geométricos grabados en cuevas y paredes rocosas, permanecen en nuestra historia como arte rupestre, un gran libro abierto de estudio de la edad prehistórica, cuando el hombre antes de vivir en chozas se mantenía bajo el amparo de las cavernas.  

Petroglifo son las imágenes grabadas en las superficies rocosas. Para lograrlas utilizaron instrumentos de gran dureza que permitieron el tallado sobre las rocas. Algunos fueron realizados mediante el golpeteo con una piedra más dura y otros instrumentos (como el cincel y el martillo en la actualidad), otros fueron grabados al rayar con rocas talladas y pulidos finalmente con arena y agua. Por ello encontramos figuras de espirales, hileras de puntos, caras triangulares cuadradas y circulares en este tipo de arte rupestre. 

Pictografías son las figuras realizadas sobre las rocas con la aplicación de pigmentos minerales (como óxidos de hierro, manganeso, carbón, arcilla), animales (sangre, huevos, grasas) y vegetales (grasas y colorantes), donde se obtienen tonos en rojo ocre, naranjas, amarillos, blancos y negros. 

Se cree que estos pigmentos se aplicaron con los dedos y las manos (como se aprecia en muchas de las pinturas) y  con instrumentos de apoyo que lograron dibujar animales y hombres. 

 

 

 

¡Mira Papá, bueyes pintados! 

 

Techo de Cueva de Altamira Techo de Cueva de Altamira

 

Una tarde Marcelino Sanz de Sautuola, estudioso de filosofía y  letras, aficionado a los estudios de ciencias naturales,  botánica,  geología y  prehistoria, se convirtió en el descubridor de la Capilla Sixtina del arte rupestre. Y es que el capataz de sus fincas Modesto Cubillas conociendo sus aficiones  le informa que había descubierto (en 1868),  una cueva interesante para sus estudios en las inmediaciones de sus terrenos,  y aunque Sanz la había visitado en 1875 por vez primera, fue en 1879 acompañado de su pequeña hija quien admirada alzó la voz diciendo: ¡Mira papá, bueyes pintados!”, que elevó su mirada para descubrir las pinturas de la Cueva de Altamira. 

Las pinturas pertenecen a los periodos Magdaleniense (por la Cueva Madeleine) y Solutrense (por los yacimientos en Solutré), ambos ubicados en las últimas culturas del paleolítico superior en Europa occidental (entre los años 35,000 y 11,000 a.C.), específicamente entre Francia y España; en ellas se admira fácilmente figuras en titas negras, rojas y ocres que representan bisontes, caballos, toros, renos o ciervos, animales típicos de la última era glaciar. 

 

La Cueva de Altamira junto a  17 cuevas más, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985 por la grandeza que representa para nuestra historia la conservación de estos primeros signos artísticos del hombre. 

 

Hoy día podemos visitar el arte rupestre en Europa (zona franco-cantábrica, al oriente de la península ibérica, en el fiordo de Alta en Noruega, en los Alpes Italianos, en el Valle de Coa, Portugal), en África (en el  Tassili n’Ajjer  del desierto del Sahara, en el Drakensberg Park en Suráfrica), 

en el Parque nacional Kakadu , Australia, en la Isla de Pascua,  Chile, en Huashan, China y Bhimbetka, India,  en la Cueva de las Manos, Argentina, en la Sierra de San Francisco en Baja California, México y en la Sierra de Capivara en Brasil. 

 

 

Klee, Paul. Muerte y Fuego. 44 x 46 cm. 1940. Zentrum Paul Klee, Berna, Suiza.

En el libro Le primitivisme dans l’art du XXe siècle, William Rubin presenta un estudio de como el arte rupestre ha inspirado a los artistas contemporáneos como Paul Klee (Muerte y Fuego), Pablo Picasso (Máscaras) y Rufino Tamayo (Hombre con Bastón), por citar algunos, describiendo objetos primitivos que han sido conceptualizados en obras contemporáneas inclusive de Gauguin, Lipchitz, Modigliani, Giacometti y Moore. 

 

Para los que gustan de la novela histórica, la colección de seis libros Los Hijos de la Tierra de la escritora Jean M. Auel, les será apasionante. El relato es imaginario pero bien documentado de cómo pudo ser la vida de aquellos hombres y mujeres que  vivieron el arte rupestre en sus manos, describiendo los emplazamientos sagrados (Comarque, Gabillou, Rouffignac, La Foret, Castelmerle, Combarelles, Gorge d’Enfer, Laugerie Haute, Cap Blanc, Lascaux, Cougnac, Pech Merle, Chauvet, Font-de-Gaume),  en los cuales se dividió aquel periodo de diez mil años. 

** Basado en Introducción al arte rupestre de Martínez Celis, Diego y Botiva Contreras, Álvaro. 

 

Forum recomienda

LA APP

A todos nos encanta viajar, pero uno de nuestros dolores de cabeza es encontrar buenos vuelos; por eso ahora esta app es nuestra favorita para planear las vacaciones. Gurú de viajes nos permite recibir notifica-ciones directamente al celular de las mejores ofertas y  promociones de vuelos a todo el mundo. Vacaciones, ¡allá vamos! 

 

A QUIÉN SEGUIR

 

Cuando Adriana Villaseñor se mudó a Chiapas se dio cuenta del increíble trabajo artesanal que se hacía en esa zona del país y no dudo en abrir la cuenta como plataforma intermediaria entre las mentes creativas artesanas y el mundo. Síguela y apoya el trabajo de manos mexicanas. 

GALERÍA MÓVIL EN LOS VAGONES DEL METRO  

La Línea 2  del Metro será desde este mes y hasta septiembre una galería móvil, ya que cuenta con un convoy intervenido con la obra del artista y activista social Keith Haring, quien es uno de los representantes de la generación pop de la década de los 80 y sus representaciones artísticas consisten en sencillos y coloridos dibujos de animales y figuras danzando. 

Los usuarios de este medio de transporte además, podrán disfrutar de 80 piezas de artistas contemporáneos como Philip Lorca DiCorcia, Tracey Emin, Robert Montgomery, Nicolás Paris, así como el colectivo Public Movement. 

El convoy intervenido forma parte de la exposición “Ser Humano, Ser Urbano” y se suma a otras intervenciones artísticas como “Leyendas de Lucha Libre” e "Ídolos del Boxeo Mexicano", así como el Museo del Metro Mixcoac.